¿Quién dijo populismo? Notas sobre el (mal) uso del término en la crítica de la política mexicana

Recientemente el discurso pronunciado por el presidente de México, frente a la Organización de las Naciones Unidas, Enrique Peña, ha provocado reacciones de crítica y burla por parte de los usuarios de redes sociales y escritores de la población mexicana.

12038371_1041883549175210_7729252481426757408_n

Aquí escribimos unas lineas sobre el tema porque sucede un hecho que es de llamar la atención: si bien es cierto que Peña Nieto y sus asesores no saben lo qué es el populismo, quienes lo critican tampoco parecen saberlo.

Esta es la opinión que aquí defendemos: identificar al populista con ciertas prácticas del Estado mexicano (especialmente los hechos de acarrear gente y la repartición de dádiva) es algo totalmente equivocado.

Es un hecho claro que en México grades sectores de la sociedad civil no apoyan y confían en el gobierno actual. Este hecho parece ser la principal causa de identificar al populismo (en una concepción peyorativa) con las prácticas lamentables llevadas a cabo por el partido político en el poder. pero veamos la cuestión más de cerca.

http://www.sinembargo.mx/opinion/05-10-2015/40038

Este es un artículo de opinión en el que se nota una inspiración altamente crítica: el autor se pregunta que cosa entiende Peña Nieto por populismo y menciona varios candidatos: «el Peje», «el Bronco», el Papa Francisco, Donald Trump, Nicolas Maduro, entre otros, y señala al mismo tiempo que Peña no dice que entiende por populismo. Después sugiere el autor que Peña se muerde la lengua al hablar de populismo. También se sugiere en el texto que algunas prácticas de los gobiernos de México son populistas como el endeudamiento estatal y la manipulación de clases sociales.

Pero lo cierto es que en el texto no se dice claro lo que es populismo, más allá de identificarlo con el gobierno del PRI. Cosa que consideramos es totalmente errónea.

Aceptemos la dificultad de definir al populismo en el espacio de un texto de opinión, ya que el término «populismo» es muy amplio y ambiguo por sí mismo. Pero si podemos para nuestro propósito rescatar dos de sus características: 1) el populismo como práctica política supone siempre la unión y movilización de vastos sectores sociales y 2) el populismo también supone la existencia de un líder, de un dirigente carismático.

Confrontemos estas dos características del populismo con el actual gobierno mexicano: ¿Que movilizaciones sociales ha logrado el gobierno actual de México? ¿La sociedad civil mexicana se ha unido y aglomerado en torno a una iniciativa o proyecto del PRI actual? ¿Es peña Nieto un líder, un dirigente carismático reconocido como tal por los sectores sociales de la población mexicana?

No es necesario ponerse a pensar mucho para darnos cuenta de que las respuestas a estas preguntas son todas negativas: el gobierno de Peña Nieto no ha logrado el consenso, la unión y la movilización de vastos sectores sociales hacia sus proyectos e iniciativas; claro, recurrió a la gastada formula del «pacto social» pero sin el apoyo, y a espaldas, de la sociedad civil; la formula del «mover a México»consiste más en promover una serie de reformas políticas, económicas y educativas en contra de la voluntad del pueblo. Ni que decir tenemos de la popularidad del Presidente, aborrecido por la gran mayoría de los mexicanos.

México tuvo hace tiempo su etapa populista, con el gobierno de Lázaro Cárdenas. Cárdenas puso fin a los conflictos entre los revolucionarios, expulso al representante de los intereses oligárquicos de su tiempo (Calles) y termino con el Maximato, fue un dirigente carismático y popular, promovió las movilizaciones obreras y campesinas; promovió, contando con el consentimiento de la población, la expropiación petrolera y ferroviaria. Sabiendo esto ¿Qué de populista tiene el actual gobierno mexicano?

El estado actual priista no es ni de lejos populista.

12046946_10153029397412553_4335097919795228603_n

¿Qué es entonces el hecho de acarrear gente y repartir tortas, refrescos y despensas? esta práctica no es populista, es CLIENTELISTA. El clientelismo es una práctica elemental de los gobiernos para lograr el apoyo de los gobernados. Consiste en ofrecer beneficios (de diversa índole) a cambio de su apoyo político.

En el populismo la gente acude y llena las plazas por su propia voluntad, por que están convencidos que su gobierno y su líder son lo mejor.  La gente acudiría a las plazas sin que se les ofrezca algún tipo de beneficio.

Nuestra opinión y recomendación final es que no debemos caer en el mismo desconocimiento que le achacamos a quien criticamos. El gobierno mexicano actual es autoritario y burocrático y debemos de juzgarlo y criticarlo, pero decir que es populista es un extravio.

Yoyotzin

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s